Alimenta tu cutis

Como hemos aprendido en los blogs anteriores cuidar tu alimentación es el primer paso para lucir una piel de aspecto saludable, luminosa y estupenda.

Hoy queremos adentrarnos un poco más en qué tipo de cambios deberías hacer en tu alimentación para obtener resultados duraderos.

5 tips sencillos y prácticos para tu nueva rutina, apúntalos!

Introduce alimentos con un IG bajo, integrales y sin procesar

¿Qué es el índice glucémico (IG)? Es el que utilizamos para medir la proporción en que los alimentos influyen en la glucosa sanguínea.

  • Los alimentos con alto IG (más de 70) se digieren y absorben muy rápido, provocando unos niveles altos de azúcar en sangre, pero transitorios.
  • Los alimentos con bajo IG (menos de 55) se digieren de manera gradual, sin provocar picos de azúcar e insulina.

El primer culpable de la mayoría de los problemas cutáneos es el carbohidrato simple, es decir los azúcares refinados. Existen multitud de estudios que relacionan de manera directa los problemas de acné con el abuso de carbohidratos refinados.

Además, una dieta rica en estos azúcares nos acercará a la obesidad, diabetes, malnutrición…

Ten cuidado con los lácteos

Cada persona es diferente, lo primero hay que tener en cuenta la tolerancia a los productos lácteos y sus derivados. En caso de que haya una buena tolerancia, y sean alimentos habituales en la dieta, entraríamos a seleccionar los mejores lácteos.

Aquellos que sin duda alguna lleven los menores ingredientes, evitando los que lleven azúcar añadido, edulcorantes, sabores artificiales…

Enriquece tu dieta en verduras por su alto contenido en antioxidantes

Como hemos comentado en varias ocasiones los antioxidantes son nuestros mejores aliados contra el envejecimiento celular, ya que combaten a los radicales libres.

Cada día hay más productos cosméticos que los incluyen en su lista de ingredientes, ahora bien, la mejor manera de asimilarlos es enriqueciendo tu alimentación en frutas y verduras de temporada.

Prioriza los ácidos grasos de alto valor nutricional, omega-3

Durante muchos años se han demonizado a las grasas en la alimentación, pero la realidad es que las necesitamos para un correcto funcionamiento de nuestro organismo.

La elección de las grasas es muy importante, deberíamos potenciar sin dudas las poliinsaturadas. Nos ayudan a reducir la inflamación, contribuyen en el correcto funcionamiento del cerebro y regulan la producción de sebo.

Toma prebióticos y probióticos

Si están presentes de manera habitual en tu dieta notarás la diferencia. Las bacterias beneficiosas que nos aportan estos alimentos se digieren de manera sencilla, ya que tienen una gran biodisponibilidad.

Estas bacterias nos ayudan a mantener en orden nuestra microbiota intestinal; equilibran en pH, refuerzan la inmunidad y ayudan a controlar la inflamación. Además, ayudan a eliminar los excesos de bacterias patógenas que pueden estar impidiendo la absorción adecuada de muchos nutrientes. Dicho todo lo anterior, ¿a qué esperas para ver reflejada tu salud en la piel?

5 Snaks saludables

¿A quién no le gustaría llevar una dieta equilibrada, saludable y repleta de nuevas recetas exquisitas? Hoy te traemos una sección de snacks o picoteos

Leer Más >>

Sin complejos

Puede que no a todo el mundo le gusten los cambios, que sienta que la vida va tan rápido que no da tiempo a asimilar

Leer Más >>

El poder de los antioxidantes

Definición y función Los antioxidantes son compuestos sintetizados por las planta y, tienen capacidad de retardar o prevenir el estrés oxidativo. Dicha oxidación produce radicales

Leer Más >>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y consigue un

10% Off

De descuento en tu primera compra

Abrir chat